Vietnam

31.12.2017 00:00

 

Puesto 175

de 180 países, en la CLASIFICACIÓN MUNDIAL 2017 de la Libertad de Prensa

 

 

Superficie: 331.210 km2

Población: 92.701.100 habitantes

Jefe de Estado: Trang Dai Quang

Presidente del Gobierno: Nguyen Xuan Phuc

PIB per cápita (US$ a precios actuales): 2.214

Tasa de alfabetización en adultos (mayores de 15 años): 94,5%

Porcentaje de usuarios de Internet: 52,7%

 

 

 

 

BARÓMETRO 2017

  • 0 Periodistas asesinados
  • 0 Internautas y periodistas ciudadanos asesinados
  • 0 Colaboradores asesinados
  • 1 Periodista encarcelado
  • 20 Internautas y periodistas ciudadanos encarcelados
  • 0 Colaboradores encarcelados

 

 

 

Las acusaciones a los blogueros detenidos a lo largo de todo el año, y las elevadas penas de cárcel que conllevan sus sentencias finales, son un fiel reflejo de la realidad de la libertad de información y expresión en el país en Vietnam, una de las mayores cárceles de blogueros del mundo.

 

Tran Thi Nga, conocida por su defensa de los trabajadores migrantes y propietarios de tierras confiscadas por las autoridades, fue detenida el 21 de diciembre en su domicilio de la provincia de Ha Nam. Fue acusada de publicar contenidos “antiestatales” y “propaganda contra la República Socialista de Vietnam”. Fue condenada, en junio, a nueve años de cárcel.

 

Nguyen Van Oai, encarcelado cuatro años entre 2011 y 2015 por “actividades orientadas a derrocar la administración del pueblo”, fue de nuevo detenido, el 19 de enero, por enfrentarse supuestamente a un agente de policía y abandonar su domicilio sin permiso mientras estaba en libertad condicional por un juicio anterior, en 2013, cuando había sido acusado de tener vínculos con un grupo estadounidense prodemocrático considerado por el gobierno una organización terrorista. Fue condenado, en agosto, a cinco años de cárcel y cuatro posteriores de arresto domiciliario.

 

El periodista ciudadano Nguyen Van Hoa, conocido por sus colaboraciones para Radio Free Asia, estuvo varias semanas detenido, acusado de “abusar de las libertades democráticas para atacar a los intereses del Estado”. Fue condenado en noviembre a siete años de cárcel por “difundir propaganda contra el Estado”. La principal razón de su detención estaba relacionada con la cobertura de las protestas -a veces utilizando drones- desatadas tras los vertidos tóxicos de una empresa de acero taiwanesa que mataron a millones de peces en la provincia de ha Tihn.

 

En mayo las autoridades retiraron la nacionalidad al bloguero franco-vietnamita Pham Minh Hoang, dejándole sólo con la francesa, y le deportaron un mes después, en junio. Tras varios años de residencia en Francia, donde adquirió la nacionalidad y se incorporó al partido vietnamita prodemocrático Viet Tan, Pham Minh Hoang había regresado a Vietnam en el año 2000. Era conocido por sus publicaciones sobre educación, medio ambiente, y las injerencias chinas en la soberanía vietnamita. Su expulsión supuso la última medida de un constante acoso psicológico y judicial que ya le había condenado a prisión en 2011.

 

En junio se conoció también la sentencia diez años de cárcel a la bloguera Nguyen Ngoc Nhu Quynh, condenada en un juicio a puerta cerrada por “propaganda antiestatal”. Llevaba encarcelada, incomunicada, desde su detención, en octubre de 2016, cuando fue acusada de “distorsionar la verdad y la historia, difamar al Partido Comunista e incitar a la violencia contra el Partido”.

 

Durante el verano continuaron las detenciones a todo tipo de disidentes. Entre ellos, cuatro exprisioneros de conciencia, los blogueros Pham Van Troi y Nguyen Trung Ton, el periodista Truong Minh Duc y el abogado de derechos humanos Nguyen Bac Truyen. Fueron detenidos el 30 de julio y acusados de seguir en contacto con Nguyen Van Dai, compañero de la Hermandad para la Democracia, una asociación de exprisioneros de conciencia.

 

En noviembre el bloguero Nguyen Van Hoa fue sentenciado a siete años de cárcel y tres de arresto domiciliario por “difundir propaganda contra el Estado”.