Uganda

31.12.2018 00:00

 

Puesto 117

de 180 países, en la CLASIFICACIÓN MUNDIAL 2018 de la Libertad de Prensa

Superficie: 241.038 km2

Población: 42.862.95878.736.150 habitantes

Jefe de Estado: Yoweri Museveni

Presidente del Gobierno: Ruhakana Rugunda

PIB per cápita (US$ a precios actuales): 604

Tasa de alfabetización en adultos (mayores de 15 años): 73,8%

Porcentaje de usuarios de Internet: 22%

 

 

En febrero, fue secuestrado durante una semana Charles Etukuri, reportero de News Vision, al poco de publicar un artículo en el que relacionaba a la agencia de contrainteligencia con la muerte de un empresario finlandés de sistemas de seguridad, detenido por estos servicios un día antes de ser encontrado muerto en un hotel de Kampala. En realidad, el periodista fue detenido ilegalmente por los servicios de contrainteligencia, que lo liberaron después de que el periódico presentara ante el juzgado un recurso de habeas corpus.

 

En junio el presidente del país, Yoweri Museveni, que lleva 32 años en el poder, aprovechó un discurso televisado para insultar y amenazar públicamente a los medios de comunicación, especialmente a los medios privados independientes, a quienes llamó “estúpidos”. El ataque más feroz lo propinó al Daily Monitor, el principal periódico del país, al que amenazó con “cuidarlo” de cerca. El Daily Monitor lleva tiempo advirtiendo del gran peligro que supone el aumento de la deuda del país.

 

En julio, entró en vigor la aplicación de un nuevo impuesto que penaliza y encarece el uso de todas las redes sociales en internet. Los usuarios de cualquier red social tienen que pagar al estado una tarifa diaria por usar dichos servicios. El Parlamento justificó la medida -que, en realidad, pretende el control de la información en línea y provocó numerosas protestas al entrar en vigor- como necesaria para combatir “los chismes” en Internet. El año anterior, Uganda había creado una brigada especial de especialistas en informática para vigilar los contenidos de las redes sociales.

 

En agosto, la policía militar cargó con extrema violencia y brutalidad contra varios periodistas que cubrían las protestas en Kampala por la detención del popular cantante Bobi Wine, que además es diputado en la oposición. Los reporteros gráficos de Reuters y del semanario The Oberver, así como otros reporteros del canal NTV, fueron golpeados reiteradamente y obligados a borrar el contenido de sus cámaras y teléfonos. Posteriormente, el ejército anunció, sin dar nombres ni detalles, que los responsables de las agresiones a periodistas habían sido detenidos.