Túnez

31.12.2017 00:00

 

Puesto 97

de 180 países, en la CLASIFICACIÓN MUNDIAL 2017 de la Libertad de Prensa

 

 

Superficie: 164.150 km2

Población: 11.403.250 habitantes

Jefe de Estado: Beji Caid Essebsi

Presidente del Gobierno: Yusef Chahed

PIB per cápita (US$ a precios actuales): 3.688

Tasa de alfabetización en adultos (mayores de 15 años): 81,8%

Porcentaje de usuarios de Internet: 51%

 

 

 

 

BARÓMETRO 2017

  • 0 Periodistas asesinados
  • 0 Internautas y periodistas ciudadanos asesinados
  • 0 Colaboradores asesinados
  • 0 Periodistas encarcelados
  • 0 Internautas y periodistas ciudadanos encarcelados
  • 0 Colaboradores encarcelados

 

 

 

Aunque Túnez consolidó un proceso de transición a la democracia, que culminó con la aprobación de una nueva Constitución en 2014 que consagraba la libertad de expresión y de información y ponía fin a los años de dictadura de Ben Ali, los periodistas todavía siguen padeciendo múltiples presiones y dificultades para ejercer su trabajo. Así, aunque en el país ya no hay detenciones arbitrarias ni periodistas encarcelados, la acusación por difamación aún se utilizada contra aquellos informadores que molestan a las autoridades.

 

La situación de los corresponsales permanentes de medios extranjeros también es preocupante. Las fuerzas de seguridad les han comenzado a exigir permisos especiales para viajar fuera de la capital, que anteriormente no necesitaban. Este tipo medidas obstruye el trabajo de los periodistas, más aún el de los extranjeros, que ya necesitan una acreditación del gobierno.

 

En septiembre, con motivo del tercer aniversario de la desaparición de los reporteros tunecinos Sofiane Chourabi y Nadhir Ktari, RSF pidió a las autoridades tunecinas que hiciesen todo lo posible por aclarar las circunstancias de su desaparición. En 2014, la periodista y el cámara viajaron a Libia para hacer un reportaje para Dossiyates, un programa de la cadena de televisión tunecina First TV. Fueron detenidos en la ciudad libia de Ajdabiya, el 3 de septiembre, y puestos en libertad tres días después. Esa misma tarde, Chourabi publicaba un mensaje en Twitter anunciando que informaría de todos los detalles a su vuelta a Túnez, pero que en ese momento tenía que continuar con su misión de informar. Ambos periodistas desaparecieron dos días después. Desde entonces, no han dado señales de vida y no hay información verificada de que estén retenidos o muertos.

 

Ese mismo mes, Hamdi Souissi, periodista de la emisora Diwan FM, fue atacado por un grupo de policías en la ciudad de Sfax mientras hacía un directo de una protesta en apoyo de un maestro de una escuela que había sido acusado por los padres de “ateísmo” y ejercer “una mala influencia” sobre sus hijos.