República Democrática del Congo

31.12.2017 00:00

 

Puesto 154

de 180 países, en la CLASIFICACIÓN MUNDIAL 2017 de la Libertad de Prensa

 

 

Superficie: 2.344.858 km2

Población: 78.736.150  habitantes

Jefe de Estado: Joseph Kabila Kabange

Presidente del Gobierno: Bruno Tshibala [desde abril de 2017 en sustitución de Samy Badibanga]

PIB per cápita (US$ a precios actuales): 405

Tasa de alfabetización en adultos (mayores de 15 años): 3,8%

Porcentaje de usuarios de Internet: 25,7%

 

 

 

 

BARÓMETRO 2017

  • 0 Periodistas asesinados
  • 0 Internautas y periodistas ciudadanos asesinados
  • 0 Colaboradores asesinados
  • 1 Periodista encarcelado
  • 0 Internautas y periodistas ciudadanos encarcelados
  • 0 Colaboradores encarcelados

 

 

 

El presidente de la República Democrática del Congo, Joseph Kabila, en la lista de depredadores de la libertad de información de RSF desde 2001, pretende perpetuarse en el poder y aunque su segundo mandato acabó el diciembre de 2016 aún no ha convocado elecciones. El régimen de Kabila desprecia la libertad de información y no sólo mantiene bajo control absoluto a medios e informadores (al menos ocho periodistas han sido asesinados bajo su mandato), sino que permite la total impunidad por las agresiones o amenazas que cualquiera lance contra los medios de comunicación. Un estilo de gobierno que se ha mantenido este año.

 

En marzo fue amenazado directamente a través de mensajes y llamadas el director de la radio y televisión Kivu 1, en el este del país, por el grupo rebelde M23, que opera desde la vecina Uganda. Kivu 1 había difundido esos días un reportaje sobre una sonada derrota de los rebeldes del M23 años atrás. A pesar de ser amenazas de rebeldes, desde el poder del estado no se adoptó ninguna medida.

 

En abril, un coronel veterano del ejército y un agente de policía agredieron a tres periodistas que cubrían una manifestación pacífica en Goma. Los periodistas, de la emisora Pole FM, de Radio Okapi, y de la revista Picture Tank, además de recibir una paliza perdieron su material de trabajo, ya que sus equipos fueron confiscados por la policía.

 

Pero las amenazas contra periodistas más graves se produjeron en mayo, ya que procedían del vicegobernador de la provincia de Kasai. Le dijeron al director de la Radio Televisión Kasai Horizons, en Katanga: "tendrán que morir tu mujer y tus hijos para que lo entiendas". Lo que tenía que entender el periodista era que no debía seguir informando de las manifestaciones de protesta que se sucedían en la provincia.

 

En Mweka, otra ciudad en la misma provincia, a 250 kilómetros de Katanga, Jérôme Mwana Nsthieyi, reportero de Radio Télévision Mweka, teme por su vida después de haber criticado a varios religiosos brahmanistas y haberles acusado de tener la filosofía de una secta. Un grupo de hombres armados fue a su casa cuando no estaba, y se detuvieron a su mujer durante varias horas y la amenazaron.

 

En julio, las autoridades volvieron a restringir la libertad de movimientos de los periodistas extranjeros con nuevos impedimentos y la obligación de conseguir permisos específicos para acceder a muchos lugares, como embajadas, instalaciones militares o de comunicación, o a cualquier lugar fuera de la capital, Kinshasa.

 

RSF denunció en noviembre RSF como una amenaza preocupante las críticas del gobierno contra la organización local Periodistas en Peligro, a quien el ministro de Comunicación advirtió que podrían ser detenidos por sus denuncias sobre la situación de la libertad de información en el país, ya que podrían ser consideradas como activismo político.