Luxemburgo

31.12.2017 00:00

 

Puesto 15

de 180 países, en la CLASIFICACIÓN MUNDIAL 2017 de la Libertad de Prensa

 

 

Superficie: 2.586 km2

Población: 582.972 habitantes

Jefe de Estado: [Gran Duque] Henri

Presidente del Gobierno: Xavier Bettel

PIB per cápita (US$ a precios actuales): 100.573

Tasa de alfabetización en adultos (mayores de 15 años): 99%

Porcentaje de usuarios de Internet: 97,5%

 

 

 

 

BARÓMETRO 2017

  • 0 Periodistas asesinados
  • 0 Internautas y periodistas ciudadanos asesinados
  • 0 Colaboradores asesinados
  • 0 Periodistas encarcelados
  • 0 Internautas y periodistas ciudadanos encarcelados
  • 0 Colaboradores encarcelados

 

 

 

La justicia de Luxemburgo condenó en apelación a los denunciantes del caso LuxLeaks, Antoine Deltour y Rafael Halet, a penas de prisión o multas por haber revelado un gigantesco sistema de evasión fiscal de multinacionales en Luxemburgo. RSF lamenta esta decisión judicial y la califica de "injusta e inquietante".

 

Incluso si las sentencias se han reducido un poco un poco en la apelación, los denunciantes pueden ver en ellas un potente mensaje. Mientras que ellos reclamaban la absolución pura y simple, la justicia del Gran Ducado ha condenado a Antoine Deltour a seis meses de prisión suspendida y 1.500 euros de multa y a Rafael Halet a 1.000 euros de multa por haber contribuido a revelar las prácticas fiscales de las grandes empresas multinacionales establecidas en Luxemburgo. Sólo el periodista Edward Perrin, juzgado en origen y absuelto en primera instancia, ha sido absuelto de manera definitiva por el tribunal de apelación.

 

"Esta decisión es injusta e inquietante", sostuvo Christophe Deloire, secretario general de RSF sobre el veredicto. "Este juicio no debería haberse producido, la información revelada en el caso LuxLeaks era claramente de interés público. ¿Quién podría argumentar que los ciudadanos no tienen derecho a ser informados sobre los métodos de optimización fiscal de las grandes multinacionales y del favoritismo que les otorgan ciertos Estados?".

 

"La directiva sobre confidencialidad empresarial aprobada el 14 de abril de 2016 por el Parlamento Europeo contiene una cláusula que se refiere al artículo 11 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE y que protege a los periodistas, sus fuentes y la ‘la libertad de recibir y difundir informaciones e ideas sin injerencia de las autoridades públicas’. Al menos, los tribunales de Luxemburgo deberían haberse adscrito a esta directriz", añadió Deloire.