Líbano

31.12.2017 00:00

 

Puesto 99

de 180 países, en la CLASIFICACIÓN MUNDIAL 2017 de la Libertad de Prensa

 

 

Superficie: 10.452 km2

Población: 6.006.670 habitantes

Jefe de Estado: Michel Aoun

Presidente del Gobierno: Saad Hariri

PIB per cápita (US$ a precios actuales): 8.257

Tasa de alfabetización en adultos (mayores de 15 años): 94%

Porcentaje de usuarios de Internet: 76%

 

 

 

 

BARÓMETRO 2017

  • 0 Periodistas asesinados
  • 0 Internautas y periodistas ciudadanos asesinados
  • 0 Colaboradores asesinados
  • 0 Periodistas encarcelados
  • 0 Internautas y periodistas ciudadanos encarcelados
  • 0 Colaboradores encarcelados

 

 

 

A pesar de que en Líbano existe libertad en los medios de comunicación, estos siguen estando muy politizados y polarizados. Así, ciertos partidos políticos y hombres de negocios usan los diarios, los canales de radio y televisión como herramientas de comunicación. Además, el código penal libanés recoge los delitos de difamación, calumnia y difusión de información falsa.

 

Por otro lado, los periodistas son juzgados en tribunales de imprenta o militares. Lo más común es que sean condenados a pagar multas, aunque no dejan de correr el riesgo de ser encarcelados. El departamento gubernamental encargado de la lucha contra los crímenes cibernéticos también puede citar a blogueros y periodistas que difunden información en internet si se presenta una denuncia por alguna publicación en las redes sociales.

 

En febrero se produjeron violentos ataques contra el canal privado libanés Al-Jazeed por parte de manifestantes furiosos que protestaban contra el programa satírico "Duma Karasi", al considerarlo insultante contra el imán Musa al-Sadr, fundador del movimiento AMAL durante la guerra civil y desaparecido en una visita a Libia, en 1978. Dos cámaras resultaron heridos y se produjeron importantes daños materiales en el edificio.

 

Varias personalidades políticas denunciaron la revuelta. El primer ministro, Saad Hariri, y el presidente, Michel Aoun, desplegaron fuerzas militares y de seguridad para poner fin a la protesta. Sin embargo, no era la primera vez que la cadena sufría un ataque. En julio de 2016 unos individuos no identificados abrieron fuego contra el despacho de Tahsin Khayat, propietario y presidente del Consejo de Administración de la televisión.