Kirguizistán

31.12.2017 00:00

 

Puesto 89

de 180 países, en la CLASIFICACIÓN MUNDIAL 2017 de la Libertad de Prensa

 

 

Superficie: 199.951 km2

Población: 6.082.700 habitantes

Jefe de Estado: Sooronbay Jeenbekov [desde el 24 de noviembre de 2017, en sustitución de Almazbek Atambayev]

Presidente del Gobierno: Sapar Isakov [desde el 26 de agosto de 2017]

PIB per cápita (US$ a precios actuales): 1.077

Tasa de alfabetización en adultos (mayores de 15 años): 99,5%

Porcentaje de usuarios de Internet: 34,5%

 

 

 

 

BARÓMETRO 2017

  • 0 Periodistas asesinados
  • 0 Internautas y periodistas ciudadanos asesinados
  • 0 Colaboradores asesinados
  • 0 Periodistas encarcelados
  • 0 Internautas y periodistas ciudadanos encarcelados
  • 0 Colaboradores encarcelados

 

 

 

Pese gozar de una mayor libertad de prensa en comparación con sus vecinos de Asia Central, Kirguizistán tienen todavía una tarea pendiente con la autocensura que practican sus periodistas respecto a temas sensibles, como la relación entre las distintas etnias del país y la polarización de la sociedad. El presidente Almazbek Atambáyev y otros miembros de su gobierno han pedido elevadas indemnizaciones por difamación en 2017.

 

En marzo el presidente inició una campaña contra la prensa acusando en su página web oficial a “un pequeño grupo de periodistas independientes, medios de comunicación y políticos” de intentar desestabilizar el país.

 

En paralelo, entre los meses de marzo y abril, la fiscalía denunció formalmente a la web Azattyk, la oficina de Radio Free Europe/Radio Liberty (RFE/RL), por publicar artículos que recogían afirmaciones de un político de la oposición acusando al presidente de tener cuentas en Chipre.

 

La fiscalía denunció también a la cofundadora de la web Zanoza y a uno de sus reporteros por otras publicaciones críticas por las que pedía una indemnización de 650.000 euros. Finalmente, la justicia terminó ordenando el cierre de Zanoza en julio y obligando al medio a registrarse con un nuevo nombre.

 

La agencia de noticias Ferghana estuvo brevemente inaccesible en junio. Su página web fue bloqueada de pronto, sin aviso previo, por orden de un tribunal de Biskek, la capital, tras la denuncia interpuesta por el Comité para la Seguridad Nacional, que acusaba al medio de “incitar al odio interétnico”. Su corresponsal, Ulugbek Babakulov, había escrito un artículo sobre una red social que difundía mensajes de odio dirigidos a la comunidad uzbeka en Kirgizistán. La agencia Ferghana ya ha estado bloqueada con anterioridad en Kirguizistán, pero también en Turkmenistán, Uzbekistán y más recientemente en Kazajistán y Tayikistán.

 

Las acusaciones de incitar al odio continuaron sirviendo como excusa para enfrentar a la prensa incómoda a la justicia a lo largo de todo el año. En agosto las autoridades ordenaron el cierre del canal Sentyabr TV alegando que difundía material extremista, y un mes más tarde, el periodista Zulpukar Sapanov fue condenado a cuatro años de cárcel por “incitar al odio entre distintas religiones”. Su sentencia terminó siendo reducida en apelación a dos años de cárcel y fue puesto en libertad.