Hong Kong

31.12.2018 00:00

 

Puesto 70

de 180 países, en la CLASIFICACIÓN MUNDIAL 2018 de la Libertad de Prensa

Superficie: 1.108km2

Población:7.391.700habitantes

Jefe de Estado: Xi Jinping

Presidente del Gobierno: Carrie Lam

PIB per cápita (US$ a precios actuales): 46.194

Tasa de alfabetización en adultos (mayores de 15 años): 99%

Porcentaje de usuarios de Internet: 87,5%

 

 

Las interferencias chinas en el desarrollo del periodismo en Hong Kong adquieren diversas formas. Ya sea por la adquisición de los principales medios, ya sea a través de chantajes sobre el presupuesto en publicidad, ya sea con una presión directa a los propietarios.

 

El ciudadano suizo Gui Minhai, propietario de una editorial de Hong Kong, lleva años encarcelado en China acusado de airear la vida privada de los líderes chinos. Fue detenido en Tailandia en 2015 y apareció meses después en China, todavía detenido. Las autoridades chinas aseguraron haberlo pueso en libertad en 2017, pero seguía bajo vigilancia. Y en enero de 2018 fue detenido de nuevo en un tren cuando viajaba a Pekín para pedir una segunda opinión médica sobre una enfermedad neurológica. Se le trasladó a Nngbo, donde se le acusa de “difundir secretos de Estado al extranjero”.

 

En mayo se conocieron las agresiones a los reporteros Chui Chun Ming, cámara de Now TV, y Edward Lui, de Comercial Radio. El primero fue agredido por la policía cuando intentaba entrevistarse con un abogado defensor de derechos humanos en la capital china. El segundo por dos civiles en Sichuan, adonde se había trasladado para cubrir el aniversario del terremoto de 2008.

 

En julio el informe anual de la Asociación de Periodistas de Hong Kong alertaba sobre la situación de los informadores y el aumento de la censura y la autocensura. Ejemplo de ello fue la dimisión de la periodista Shirley Yam del South China Morning Post (SCMP), después de que le retiraran uno de sus artículos donde exponía las conexiones de un empresario de Singapur con el Partido Comunista Chino.

 

Un mes más tarde el Club de Corresponsales Extranjeros de Hong Kong sufrió la presión de las autoridades chinas que intentaron impedir la reunión organizada con Andy Chan, fundador del primer partido pro independencia. El Ministerio de Exteriores chino envió a un representante para instar al Club a cancelar el evento, que terminó celebrándose entre manifestaciones pro gubernamentales y una fuerte presencia policial.

 

En septiembre de nuevo representantes del Ministerio de Exteriores chino presionaron a la prensa, en esta ocasión presentándose para asistir a una reunión editorial del South China Morning Post.

 

En octubre las autoridades denegaron la renovación del visado al editor del Financial Times Asia, el británico Victor Mallet, además de vicepresidente del Club de Corresponsales Extranjeros de Hong Kong. Pese a no ofrecer ninguna explicación oficial, todo apuntaba a una represalia por la reunión organizada con el líder independentista.

 

En noviembre la presión de las autoridades chinas canceló a última hora la exposición en Hong Kong del caricaturista australiano de origen chino Badiucao. La exhibición formaba parte de la Semana de la Libertad de Expresión organizada por la web de noticias Hong Kong Free Press con el apoyo de Amnistía Internacional y Reporteros Sin Fronteras.