Guinea Conakry

31.12.2018 00:00

 

Puesto 104

de 180 países, en la CLASIFICACIÓN MUNDIAL 2018 de la Libertad de Prensa

Superficie: 245.720 km2

Población: 12.717.176 habitantes

Jefe de Estado: Alpha Condé

Presidente del Gobierno: Ibrahima Kassory Fofana [desde el 22 de mayo de 2018, en sustitución de Mamady Youla]

PIB per cápita (US$ a precios actuales): 825

Tasa de alfabetización en adultos (mayores de 15 años): 30,5%

Porcentaje de usuarios de Internet: 9,8%

 

 

Publicar investigaciones periodísticas que puedan molestar a miembros del Gobierno, la policía o el ejército puede dificultar, impedir o hacer peligrosa la tarea para los periodistas que se atrevan a hacerlo en Guinea. Este año no ha sido especialmente peligroso, sin embargo, se ha mantenido firmemente esa mordaza contra el periodismo desde el poder.

 

En enero, fue atacada la casa del editor de la publicación digital Dépêche Guinée, en Conakry, después de que publicara la investigación sobre el asesinato en 2012 de la Directora Nacional del Tesoro, en el que participaron altos funcionarios de la gendarmería nacional. Varias balas cruzaron la sala de estar del domicilio del periodista, después de que hubiera recibido amenazas de muerte unos días antes. La denuncia presentada contra los desconocidos que agredieron su domicilio no ha sido investigada.

 

En junio, fue detenido ilegalmente y encarcelado durante dos semanas el editor del digital Nouvellesdeguinee.com, acusado de difamación y calumnias por publicar un artículo en el que se acusaba al ministro de Justicia de recibir sobornos, en concreto un apartamento en España, a cambio de otorgar a una empresa la construcción de una nueva prisión. La ley guineana no castiga la difamación con pena de prisión, así es que incluso en el supuesto de que la información fuera difamatoria, no hubo justificación para tal detención.

 

Y en noviembre fue suspendida la acreditación del corresponsal de Radio France International, la agencia France Press y también corresponsal de RSF en Guinea, Mouctar Bah, después de publicar una información donde se recogía la responsabilidad de miembros del ejército en la muerte de dos hombres, según testigos de los hechos y familiares de las víctimas, y en el que no quisieron aportar su versión las autoridades militares. La suspensión se mantendrá y según la advertencia oficial no se volverá a estudiar una nueva solicitud de acreditación hasta febrero de 2019.