Ghana

31.12.2018 00:00

 

Puesto 23

de 180 países, en la CLASIFICACIÓN MUNDIAL 2018 de la Libertad de Prensa

Superficie: 238.538 km2

Población: 28.833.629 habitantes

Jefe de Estado y Presidente del Gobierno: Nana Addo Dankwa Akufo-Addo

PIB per cápita (US$ a precios actuales): 1.641

Tasa de alfabetización en adultos (mayores de 15 años): 76,6 %

Porcentaje de usuarios de Internet: 34,7 %

 

 

 

Ghana es el país africano mejor situado en la Clasificación mundial de RSF. En 2018, ocupó el puesto número 23. El periodista más famoso de Ghana es Anas Aremeyaw Anas, ganador de numerosos premios internacionales por sus investigaciones contra la corrupción.

 

Anas es en realidad un seudónimo, ya que practica el llamado “periodismo encubierto” y trabaja con máscara, a pesar de lo cual este año fue objeto de muy serias amenazas de muerte en junio, inmediatamente después de que se hiciera público su documental El jugador número 12, en el que se desvelaba la corrupción generalizada en todo el aparato administrativo del fútbol del país. El presidente del Gobierno destituyó a la cúpula directiva y desmanteló la institución después de ver las grabaciones de Anas, en las que se evidenciaba cómo aceptaba un soborno el presidente de la Asociación de Fútbol. Todos los partidos programados fueron cancelados en Ghana y el escándalo alcanzó a muchos implicados, también de otros países, incluidos árbitros que tuvieron que renunciar a actuar en el Mundial, cuando la BBC difundió el documental.

 

Anas recibió amenazas, mensajes de intimidación, y vio cómo daban vueltas alrededor de su casa vehículos sospechosos y también cómo eran amenazados sus amigos y colaboradores, por hombres armados que intentaron entrar en sus domicilios. Un diputado implicado en el escándalo llegó a decir en un programa de televisión que Anas debería ser ahorcado y le amenazó con destruir su carrera. RSF pidió una urgente investigación sobre estas amenazas, que no deben quedar impunes.

 

Hay que recordar que, en 2015, las investigaciones de Anas sobre la corrupción en el poder judicial llevaron a la suspensión de hasta 34 jueces, de los que se probó que aceptaban sobornos.