Camboya

31.12.2017 00:00

 

Puesto 132

de 180 países, en la CLASIFICACIÓN MUNDIAL 2017 de la Libertad de Prensa

 

 

Superficie: 181.040 km2

Población: 15.762.370 habitantes

Jefe de Estado: Norodom Sihamoní

Presidente del Gobierno: Hun Sen

PIB per cápita (US$ a precios actuales): 1.269

Tasa de alfabetización en adultos (mayores de 15 años): 78,3%

Porcentaje de usuarios de Internet: 25,6%

 

 

 

 

BARÓMETRO 2017

  • 0 Periodistas asesinados
  • 0 Internautas y periodistas ciudadanos asesinados
  • 0 Colaboradores asesinados
  • 0 Periodistas encarcelados
  • 0 Internautas y periodistas ciudadanos encarcelados
  • 0 Colaboradores encarcelados

 

 

 

El gobierno de Camboya puso en práctica una de las más invisibles pero efectivas técnicas de censura: la presión financiera, en esta ocasión en forma de desorbitados impuestos, que en septiembre forzaron al cierre del Cambodia Daily, incapaz de superar la multa de 5,3 millones de euros impuesta por el Ministerio de Hacienda. La medida se produjo tras el anuncio del primer ministro Hun Sen de investigar los impuestos de medios de comunicación y ONG de Camboya, y se saldó, poco tiempo después, con el cierre de la oficina en Phnom Penh de Radio Free Asia. Ambos medios sufrieron a lo largo del año el acoso de las autoridades que seguían persiguiendo a sus periodistas y su trabajo.

 

En septiembre se ordenó el cierre de todas las emisoras locales que difundieran programas de Radio Free Asia, y en octubre, se inició un proceso judicial contra dos periodistas del Cambodia Daily, Aun Pheap y Zsombor Peter, acusados de “incitar a cometer felonía” bajo el código penal camboyano por haber entrevistado a la población en la provincia de Ratabakiri mientras cubrían las elecciones municipales del 4 de junio. El anterior alcalde, Romam Yout, les acusaba de haber “incitado a los votantes a apoyar al partido de la oposición”.

 

Poco después, en noviembre, Len Leng, antigua reportera del Cambodia Daily, fue detenida en los exteriores del Tribunal Supremo por asistir a una audiencia, supuestamente abierta al público, poco después de que dicho tribunal ilegalizara al único partido de la oposición, el Cambodia National Rescue Party.

 

Ese mismo mes, las autoridades detuvieron a Uon Chhin y Yeang Sothearin, periodistas de Radio Free Asia. El Ministerio del Interior les acusó de intentar improvisar un estudio para enviar información a la sede de su medio en Washington.

 

Las autoridades del país demostraron estar dispuestas a utilizar un amplio arsenal legislativo en los procesos electorales, denunciando incluso a ciudadanos extranjeros, como el director de documentales australiano James Ricketson, acusado de espionaje y detenido por intentar filmar mediante un dron, en junio, una concentración del partido de la oposición Cambodia National Rescue Party.