Benin

31.12.2018 00:00

 

Puesto 84

de 180 países, en la CLASIFICACIÓN MUNDIAL 2018 de la Libertad de Prensa

Superficie: 112.760 km2

Población: 11.175.692 habitantes

Jefe de Estado y Presidente del Gobierno: Patrice Talon

PIB per cápita (US$ a precios actuales): 830

Tasa de alfabetización en adultos (mayores de 15 años): 38,5%

Porcentaje de usuarios de Internet: 12%

 

 

 

Siguiendo el ejemplo de Uganda, el gobierno de Benín implantó un impuesto por el uso de las redes sociales, desde el mes de julio. El decreto firmado por el presidente Patrice Talon especifica el precio de un céntimo de euro por megabyte utilizado en el acceso a una red social, que cobra mensualmente el proveedor del servicio, actuando como recaudador para el Estado. Esta medida supone una barrera y un elevado coste en la difusión de información a través de Internet y, según entienden los periodistas del país, lo que esconde es el propósito de evitar el uso de las redes, como plataformas que han generalizado la divulgación de información y que el Gobierno considera un peligroso contrapoder. El propio ministro de Economía declaró que el impuesto trataba de impedir usos demasiado lúdicos de las redes y la trasmisión de imágenes críticas con el poder.

 

Antes de la implantación de este impuesto, en el mes de mayo, el diario La Nouvelle Tribune, cercano a la oposición, fue sancionado con una suspensión “hasta nuevo aviso”, por publicar caricaturas y comentarios que el jefe del Estado consideró ofensivos e insultantes, a pesar de que las leyes del país no permiten sanciones de ese tipo por los delitos de opinión. Cuatro medios audiovisuales fueron sancionados con la suspensión de emisiones hace dos años por motivos similares. Tres de ellos han reabierto a lo largo de los últimos meses, pero Sikka TV, propiedad del principal opositor al presidente, no tiene licencia aun a pesar de que una orden judicial de 2017 obligaba a concedérsela.