Territorios Palestinos

31.12.2015 00:00

 

Puesto 140

de 180 países, en la CLASIFICACIÓN MUNDIAL 2015 de la Libertad de Prensa

 

 

Superficie: 6.020 km2

Población: 4.200.000 habitantes

Jefe del Estado: Mahmoud Abbas

Presidente del Gobierno: Rami Hamdallah

 

 

 

 

BARÓMETRO 2015

  • 0 Periodistas asesinados
  • 0 Internautas y periodistas ciudadanos asesinados
  • 0 Colaboradores asesinados
  • 0 Periodistas encarcelados
  • 1 Internauta y periodista ciudadano encarcelado
  • 0 Colaboradores encarcelados

 

 

 
La principal amenaza para los periodistas y los medios de comunicación palestinos continúan siendo las fuerzas de seguridad israelíes. Al igual que sucede con Israel, la situación de la libertad de información mejoró respecto a 2014, año en que la operación militar israelí “Margen Protector” se cobró la vida de 1.800 palestinos y 67 israelíes, además de la de 15 periodistas y colaboradores de medios de comunicación. Sin embargo, los constantes ataques de las Fuerzas de Defensa Israelíes contra los periodistas y otros informadores, en los territorios palestinos, hace que, desde 2013, figuren en la lista de RSF de “Depredadores de la Libertad de Prensa”.
 
El 15 de abril, Amin Abu Wardeh, director de la web informativa Asdaa Press, fue detenido por las fuerzas de seguridad israelíes en Nablús, Cisjodania. Wardeh fue interrogado durante una hora en su domicilio antes de ser arrestado y trasladado a un lugar desconocido.
 
La irrupción y uso de la violencia de las Fuerzas de Defensa israelíes en manifestaciones que se celebran en Cisjordania es una práctica habitual, como el ataque que sufrieron los periodistas que estaban cubriendo una protesta semanal contra la ocupación israelí en Nabi Saleh, el 24 de abril. En otro ataque, el 2 de mayo, la víspera del Día Mundial de la Libertad de Prensa, las fuerzas israelíes atacaron con gases lacrimógenos y granadas aturdidoras una manifestación pacífica del Sindicato de Periodistas Palestinos, en la ciudad de Belén. 
 
El 15 de mayo, el fotoperiodista palestino Nidal Ashtiyeh, que trabajaba para la agencia de noticias china Xinhua, resultó gravemente herido en un ojo por una bola de goma disparada por un soldado israelí cuando estaba cubriendo una manifestación, cerca de Nablús, para conmemorar el 67º aniversario de la Nakba (la derrota palestina y el éxodo de 1948).
 
El 2 de julio, tropas israelíes dispararon deliberadamente gases lacrimógenos a dos periodistas palestinos de la televisión jordana Ro’ya mientras cubrían una manifestación pacífica cerca de Jaba, en Cisjordania. Los periodistas, que estaban claramente identificados con un chaleco de “prensa”, fueron trasladados al hospital con quemaduras faciales. 
 
A finales de septiembre, dos periodistas de la Agencia France-Presse, el cámara Andrea Bernardi y el fotógrafo palestino Abbas Momami, fueron agredidos por soldados israelíes, cuando se disponían a cubrir los enfrentamientos entre el Ejército de Israel y jóvenes palestinos en la localidad de Beit Furik, en Cisjordania. Los dos periodistas estaban claramente identificados como “prensa”. 
 
En noviembre, los soldados israelíes cerraron tres emisoras de radio en Hebrón, Cisjordania. El 21 de noviembre, radio Al-Khalil fue clausurada por seis meses tras un registro efectuado por soldados israelíes, quienes saquearon y confiscaron los equipos. En un comunicado, las Fuerzas de Defensa Israelíes acusaron a la emisora de “incitar a la violencia y el odio contra las fuerzas de seguridad y los civiles israelíes”. Una semana después, bajo la misma acusación, el Ejército registró y clausuró Radio Dream, confiscando los equipos y causando graves daños en las instalaciones. Al-Hurriya, emisora de radio afiliada a Al Fatah, fue también cerrada por los mismos motivos. 
 
Otros medios de comunicación han sido amenazados con la misma suerte. El Ejército israelí hizo una advertencia a la emisora de Jenin Radio Al-Nass por “incitar al odio y la violencia”. Radio One y Wattan TC, que emiten desde Hebrón, también fueron amenazas con el cierre por permitir que Al Hurriya emitiera desde sus estudios una vez clausurada.