Sudán del Sur

31.12.2015 00:00

 

Puesto 125

de 180 países, en la CLASIFICACIÓN MUNDIAL 2015 de la Libertad de Prensa

 

 

Superficie: 644.329 km2

Población: 11.910.000 habitantes

Jefe del Estado y de Gobierno: Salva Kiir Mayardit

 

 

 

 

 

BARÓMETRO 2015

  • 6 Periodistas asesinados
  • 0 Internautas y periodistas ciudadanos asesinados
  • 0 Colaboradores asesinados
  • 0 Periodistas encarcelados
  • 0 Internautas y periodistas ciudadanos encarcelados
  • 0 Colaboradores encarcelados

 

 

 

Hasta siete periodistas han sido asesinados este año en el país más joven de África, Sudán del Sur, donde la situación para la libertad de información siempre ha sido desastrosa desde su independencia, en 2011, y no ha hecho sino empeorar de año en año. En 2014 ya fueron cerrados muchos medios por el Gobierno y la autocensura es la única seguridad con la que pueden contar los periodistas. No hay medios extranjeros en el país, que podría describirse como un estado en apagón informativo. 
 
En enero, la UNESCO informó del asesinato de cinco periodistas de varios medios en Sudán del Sur y urgió al Gobierno de ese país a tomar medidas para mejorar la seguridad de todos los trabajadores de los medios de comunicación. Los cinco periodistas asesinados eran Musa Mohammed Dahiyah, Butrus Martin Khamis, Dalia Marko, Randa George Adam y Adam Juma Adam, que viajaban en un convoy con oficiales locales en el estado de Bahr el Ghazal cuando fueron atacados por individuos armados no identificados. En el asalto, cometido el 25 de enero, murieron además otras seis personas.
 
En mayo, fue asesinado el periodista de radio Tamazuj James Raeth, un crimen que ni está resuelto ni siquiera se investiga, por lo que no se ha contabilizado en el barómetro de RSF. 
 
Y en agosto, finalmente,  fue asesinado en Juba, la capital, el reportero Peter Moi, colaborador de las revistas New Nation y The Cooperate Newspaper, por disparos de hombres armados que le esperaban a la salida de su trabajo. Sólo tres días antes el Presidente del país, Salva Kiir, había amenazado de muerte a todos aquellos periodistas que "se empeñen en trabajan contra el país", describiendo de esa forma cualquier publicación crítica con su Gobierno.