Nigeria

31.12.2015 00:00

 

Puesto 111

de 180 países, en la CLASIFICACIÓN MUNDIAL 2015 de la Libertad de Prensa

 

 

Superficie: 923.770 km2

Población: 177.500.000 habitantes

Jefe del Estado y de Gobierno: Muhammadu Buhari [desde 29.5.2015]

 

 

 

 

 

BARÓMETRO 2015

  • 0 Periodistas asesinados
  • 0 Internautas y periodistas ciudadanos asesinados
  • 0 Colaboradores asesinados
  • 0 Periodistas encarcelados
  • 0 Internautas y periodistas ciudadanos encarcelados
  • 0 Colaboradores encarcelados

 

 

 

El clima de violencia y tensión política se extremó a principios de año en Nigeria coincidiendo con las elecciones presidenciales, desarrolladas en medio de un agujero negro informativo. Se ha vuelto tan difícil ejercer el periodismo en Nigeria que en la práctica ya es una tarea imposible. 
 
El Ejército confiscó a principios de año varios números de periódicos alegando motivos de seguridad y los periodistas tienen prohibido por el Gobierno y el Ejército no sólo acceder a grandes zonas del país sino incluso cubrir los juicios a los miembros de Boko Haram en la capital. Las matanzas que lleva a cabo ese grupo radical islamista, que se ha declarado como integrante del Daesh, apenas pueden ser documentadas y los únicos datos que se conocen son los que pueden aportar las víctimas que logran huir, las imágenes de los satélites que muestran grandes zonas con pueblos enteros destruidos y los cálculos que efectúan las organizaciones humanitarias del número de víctimas en cada matanza, que siempre son miles. 
 
Boko Haram ha destruido totalmente todos los medios y emisoras que existían en las amplias zonas del norte del país que ahora controla el grupo islamista. Ante esta situación el Gobierno practica el total hermetismo frente a la prensa y no concede visados ni permisos a periodistas extranjeros, una táctica igual de nefasta que la del año anterior, cuando Ejército y Gobierno anunciaron en mayo la puesta en libertad de las niñas secuestradas por Boko Haram en Chibok, y en septiembre aseguraron que su líder, Abubakar Shekau, estaba muerto. Ambas informaciones eran falsas.