México

31.12.2016 00:00

 

Puesto 149

de 180 países, en la CLASIFICACIÓN MUNDIAL 2016 de la Libertad de Prensa

 

 

Superficie: 1.972.550 km2

Población: 127.017.224 habitantes

Jefe del Estado y de Gobierno: Enrique Peña Nieto

 

 

 

 

 

BARÓMETRO 2016

  • 9 Periodistas asesinados
  • 0 Internautas y periodistas ciudadanos asesinados
  • 0 Colaboradores asesinados
  • 0 Periodistas encarcelados
  • 0 Internautas y periodistas ciudadanos encarcelados
  • 0 Colaboradores encarcelados

 

 

 

El cártel de Los Zetas, en la lista negra de Depredadores de la Libertad de Prensa desde 1999, sigue demostrando una criminalidad salvaje. Este cártel, implantado en los estados del noreste del Golfo de México, es capaz de cometer todo tipo de actos violentos para imponer su ley: amenazas, intimidaciones, asesinatos, secuestros, actos de barbarie... Sus miembros acumulan crímenes, pues gozan de una completa impunidad, mientras que la corrupción reina en la policía y otros órganos de la justicia. El número de profesionales de la información que han sido asesinados o han desaparecido en México, desde la década del 2000, es espeluznante. Este clima de terror logra su objetivo, la autocensura se ha generalizado en las redacciones locales. Quienes no lo hacen lo pagan con su vida o con el exilio. Este año se han producido 13 asesinatos de profesionales.

 

A Marcos Hernández Bautista, de 38 años, lo asesinaron de un disparo en la cabeza, el 21 de enero en las afueras de San Andrés Huaxpaltepec. Era reportero del periódico Noticias Voz e Imagen y trabajaba para varias emisoras. Artículo 19 México apuntó que Hernández había comentado al director de Noticias Voz e Imagen, Ismael Sanmartín, que estaba preocupado por su seguridad. "Marcos había expresado su temor porque en algunas publicaciones había tocado intereses políticos e intereses de los jefes de la región".

 

Un día después, el 22 de enero,  Reinel Martínez Cerqueda, de 43 años, presentador de programas musicales en la radio comunitaria El Manantial (Oaxaca) fue asesinado a tiros en la ciudad de Santiago Laollaga.

 

 RSF volvió a expresar su horror ante el asesinato de Anabel Flores Salazar, de 32 años, cuyo cuerpo fue encontrado, el 9 de febrero, en una carretera de Puebla. Reportera del diario El Sol de Orizaba, había sido secuestrada un día antes. Su cuerpo fue encontrado semidesnudo; tenía cubierta la cabeza con una bolsa de plástico.

 

Unos días después, el  20 de febrero, asesinaron con arma blanca en su casa de Villahermosa (Tabasco), al periodista y empresario Moisés Dagdug Lutzow. La víctima, que fue diputado federal por el Partido de la Revolución Democrática, había recibido numerosas amenazas. Era propietario de la emisora de radio XEVX-AM La Grande de Tabasco y presentador del programa “De Frente a Tabasco". Lutzow abordaba a menudo temas relacionados con la inseguridad y criticaba abiertamente la corrupción en el estado.

 

El 25 de abril, encontraron muerto frente a su casa, en la ciudad de Taxco (Guerrero), al periodista Francisco Pacheco Beltrán.

 

El 14 de mayo, Manuel Santiago Torres González fue asesinado de un disparo en la cabeza cuando regresaba a su casa, en Poza Rica (Veracruz). El periodista fue corresponsal de TV Azteca, de Radiover.com y colaboró con varios medios de comunicación locales, como el DiarioNoreste. En la actualidad era editor de su propio portal informativo NoticiasMT y también trabajaba para el Ayuntamiento de Poza Rica. Torres González se había especializado en temas sobre seguridad pública (crimen organizado o enfrentamientos con las autoridades) y con reivindicaciones sociales. La Fiscalía General del Estado de Veracruz no identificó a Torres González como periodista, sino como un colaborador del ayuntamiento. La Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (CEAPP), creada por el gobierno de Veracruz, pero en principio independiente de éste, condenó enérgicamente el homicidio del periodista y pidió que se realizase una investigación  para esclarecer los hechos.

 

Elidio Ramos Zárate del diario El Sur, Diario Independiente del Istmo, conocido con el seudónimo de Guillermo Parie, fue asesinado por dos hombres armados, el 19 de junio, en Juchitán (Oaxaca). En el ataque también falleció uno de sus dos acompañantes. Ramos Zárate trabajaba en la sección policial de El Sur. La jefa de información del diario relató que Ramos Zárate había recibido amenazas esa misma mañana, cuando cubría junto con otros periodistas el bloqueo de una carretera, por manifestantes que se oponían a la reforma educativa.

 

El 20 de junio, un grupo armado asesinó a balazos a Zamira Esther Bautista, de 44 años,  cuando se dirigía a su trabajo, en Ciudad Victoria (Tamaulipas). Bautista era periodista independiente y ex corresponsal de los periódicos La Verdad y El Mercurio.

 

Unos días después, el 26 de junio, Salvador García Olmos, locutor de Tuun Ñuu Savi fue asesinado por agentes de la policía municipal de Huajuapan de León. El periodista, que conducía el programa ‘Pitaya Negra’, fue atropellado por una patrulla policial cuando intentaba escapar de la policía local, que quería retenerlo.

 

El 20 de julio, el periodista Pedro Tamayo Rosas fue asesinado delante de su mujer y sus dos hijos,  en Tierra Blanca, pese a encontrarse bajo protección estatal. Dicha protección consistía en una patrulla de la policía local que hacía rondas regularmente alrededor de su domicilio. Pero, según la familia, los asesinos escaparon tranquilamente mientras los agentes, que se encontraban a una decena de metros de la escena del crimen, permanecían inactivos y hasta retrasaron la llegada de la ambulancia comunicando por dos veces mal la dirección. Tamayo Rosas escribía sobre temas relacionados con el crimen local y tenía la página de Facebook En la línea de fuego, los riesgos de la noticia.

 

El 12 de septiembre, el locutor Agustín Pavia fue asesinado a balazos frente a su domicilio de Huajuapan de León (Oaxaca). Pavia conducía el programa político ‘Forum’ en la radio comunitaria Tu Un Ñuu Savi. Crítico con las políticas públicas del gobierno del estado de Oaxaca, también era abogado, defensor de los derechos humanos y formaba parte del partido político Morena.

Dos días después, el 14 de septiembre, en Huauchinango (Puebla), Cabrera Campos, periodista y fundador del semanario El Gráfico de la Sierra, fue asesinado a balazos cuando conducía su vehículo en la carretera México-Tuxpan. Falleció horas más tarde en el hospital.

 

El  10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos, encontraron muerto en las afueras de su casa al periodista Jesús Adrián Rodríguez Samaniego, en la ciudad de Chihuahua. Salía de su casa cuando varios individuos, a bordo de un vehículo, le dispararon repetidamente. El reportero murió al instante. Adrián Rodríguez trabajaba para Antena 760 AM, emisora local del Grupo Radio Divertida (GRD) Multimedia. Cubría la fuente de Gobierno del Estado de Chihuahua. Desde hacía algunos días investigaba un caso delicado de dos personas presas por acusaciones obtenidas presuntamente bajo tortura, infligida por agentes del ministerio público.

 

A raíz de la publicación en julio de El Infierno de Javier Duarte, basado en la vida del gobernador de Veracruz, su autor, el periodista Noé Zavaleta es víctima de una campaña de acoso y amenazas. Zavaleta, corresponsal en Veracruz del semanario Proceso, denunciaba en el libro las múltiples malversaciones habidas durante el mandato del gobernador.