Malasia

31.12.2015 00:00

 

Puesto 147

de 180 países, en la CLASIFICACIÓN MUNDIAL 2015 de la Libertad de Prensa

 

 

Superficie: 329.750 km2

Población: 29.720.000 habitantes

Jefe del Estado: Tuanku Abdul Halim Muadzam Shah

Presidente del Gobierno: Najib Razak

 

 

 

 

BARÓMETRO 2015

  • 0 Periodistas asesinados
  • 0 Internautas y periodistas ciudadanos asesinados
  • 0 Colaboradores asesinados
  • 0 Periodistas encarcelados
  • 0 Internautas y periodistas ciudadanos encarcelados
  • 0 Colaboradores encarcelados

 

 

 

El caricaturista Zunar mantiene desde hace años una lucha sin tregua con las autoridades de Malasia, que han terminado juzgándole en 2015 por sedición y enfrentándole a una posible sentencia de 43 años de cárcel. Pero el caricaturista no es el único objetivo en esta política de acoso gubernamental a periodistas que discrepan de las posturas oficiales.
 
Zunar, que ya ha estado detenido en dos ocasiones por la Ley de Sedición -tres días en 2010 y dos días, en febrero de 2015, tras la publicación de su libro “Cartoon-o-phobia”- sufre las continuas prohibiciones de las autoridades a toda su obra. Las redadas en su propio domicilio y confiscaciones de sus libros se amparan en acusarle de hacer un trabajo “en detrimento del orden público”. El último libro contiene nueve caricaturas críticas con la corrupción del Gobierno del primer Ministro Najib Abdul Razak y el juicio al político de la oposición Anwar Ibrahim.
 
Pero no es el único, tanto el periodismo local como el extranjero se ve perseguido por las autoridades al amparo de la ley de Sedición de 1948 y la de Comunicaciones de 1998. En marzo, una redada de la policía en la sede del periódico Malaysian Insider y la web de noticias TMI detuvo a cinco periodistas para interrogarles sobre sus informaciones “imprecisas y confusas”. Según la web TMI, las detenciones estaban relacionadas con una información sobre una posible enmienda a la ley federal que regula la utilización de los castigos basados en la ley islámica en el estado de Kelantan. 
 
Cuatro meses después, en julio, las autoridades bloquearon el acceso a la web creada por la periodista británica Clare Rewcastle Brown, Sarawak Report, y emitieron una orden de arresto contra ella por cargos de “actividades en detrimento de la democracia”. La actividad en cuestión consistía en informar de una investigación de la fiscalía general del Estado sobre supuestos desvíos de capitales de un fondo de desarrollo, 1Malaysia Development Berhad (1MDB), a la cuenta personal del Primer Ministro Najib Razak. El ministerio del Interior suspendió por el mismo motivo a los periódicos The Edge Weekly y The Edge Financial Daily durante tres meses, acusándoles de publicar contenidos “perjudiciales para el público y el interés nacional”.