Hungría

31.12.2015 00:00

 

Puesto 65

de 180 países, en la CLASIFICACIÓN MUNDIAL 2015 de la Libertad de Prensa

 

 

Superficie: 93.028 km2

Población: 9.904.000 habitantes

Jefe del Estado: János Áder

Presidente del Gobierno: Viktor Orbán

 

 

 

 

BARÓMETRO 2015

  • 0 Periodistas asesinados
  • 0 Internautas y periodistas ciudadanos asesinados
  • 0 Colaboradores asesinados
  • 0 Periodistas encarcelados
  • 0 Internautas y periodistas ciudadanos encarcelados
  • 0 Colaboradores encarcelados

 

 

 

El país se vio desbordado por la ola de refugiados provenientes en su mayoría de Siria y Oriente Medio, y la policía húngara fue acusada de haber utilizado la fuerza contra los medios y periodistas extranjeros que cubrían la crisis, sobre todo en la frontera con Serbia. El uso indebido de la fuerza es ya demasiado común en el país desde que el gobierno del presidente Viktor Orban adoptara, en 2010, unas leyes de medios draconianas que han sido condenadas tanto por la sociedad civil húngara como por varias organizaciones internacionales e intergubernamentales. 
 
En septiembre, la policía húngara fue acusada, al menos en tres ocasiones, de obstruir y maltratar a la prensa extranjera que cubría la crisis de refugiados en la frontera con Serbia. La policía húngara detuvo, el 16 de septiembre, a un equipo de la Radiotelevisión serbia compuesta por el cámara Vladan Hadzi, la periodista Jovana Djurovié, que fue herida en la mano, y el especialista de sonido Miroslav Djurasinovic, identificados como periodistas. La situación, condenada internacionalmente, llevó a la OSCE a pedir primer ministro húngaro, Viktor Orban, que asegurara la seguridad de los periodistas extranjeros que estaban en el país.
 
Igualmente Jacek Tacik, periodista de la cadena de televisión pública polaca TVP, fue golpeado por la policía y, tras ser atendido por médicos, fue detenido brevemente por cruzar ilegalmente la frontera y presuntamente atacar a un oficial de policía. También Luca Muzi, cámara de Associated Press, dijo haber sido detenido brevemente por la policía en la localidad fronteriza de Roszke y obligado a borrar las imágenes que había tomado de un perro policía amenazando a un refugiado sirio.