Camerún

31.12.2016 00:00

 

Puesto 126

de 180 países, en la CLASIFICACIÓN MUNDIAL 2016 de la Libertad de Prensa

 

 

Superficie: 475.442 km2

Población: 23.344.179 habitantes

Jefe del Estado: Paul Biya

Presidente del Gobierno: Philémon Yang

 

 

 

 

BARÓMETRO 2016

  • 0 Periodistas asesinados
  • 0 Internautas y periodistas ciudadanos asesinados
  • 0 Colaboradores asesinados
  • 1 Periodista encarcelado
  • 0 Internautas y periodistas ciudadanos encarcelados
  • 0 Colaboradores encarcelados

 

 

 

El gobierno de Camerún ha cerrado siete medios de comunicación y ha suspendido a 40 periodistas a lo largo de 2016, por medio del Consejo Nacional de la Comunicación. Algunos de ellos a perpetuidad. También mantiene procesados a cuatro periodistas a los que acusa de delitos de terrorismo simplemente por investigar asuntos  relacionados con la seguridad del estado de forma independiente.

 

En enero, comenzó un proceso contra tres periodistas aún no concluido, pero el caso más grave es el de Ahmed Abba, corresponsal en Camerún de Radio France Internacional, encarcelado desde julio de 2015, que se enfrenta a la petición de pena de muerte hecha por un tribunal militar.

 

Abba fue detenido en Maroua, donde había realizado varias entrevistas preparando un reportaje sobre el grupo yihadista Boko Haram, muy activo en el norte de Camerún. Los servicios secretos le mantuvieron aislado quince días en Yaundé, la capital, sin asistencia letrada ni médica. El procedimiento judicial no se inició hasta noviembre, cuatro meses después de su detención, y entonces fue acusado de complicidad con el terrorismo y de no denunciar actos de terrorismo, lo que puede acarrear pena de muerte. En febrero de este año, se realizó la primera vista ante el Tribunal militar, repetidas en junio y en octubre, siempre plagadas de irregularidades según la defensa del periodista. El tribunal admitió, en octubre, que no eran válidas las supuestas pruebas que aportaba la acusación, pero se negó a poner en libertad al periodista y a archivar el caso. Quedó pendiente una nueva vista.

 

En diciembre, el Consejo Nacional de la Comunicación dictó nuevas sanciones: la suspensión de 18 periódicos, un programa de radio y la prohibición de ejercer el periodismo para 27 profesionales durante un año. Las causas de las sanciones fueron haber publicado informaciones ofensivas o insultantes a juicio del Consejo. Las sanciones más duras fueron para dos periódicos, L'Aurore y Dépêche du Cameroun, que fueron cerrados permanentemente. Dos periodistas de estos periódicos, Michel Mouchault y Gilbert Avang, tienen prohibido ejercer el periodismo para siempre.