Camerún

31.12.2015 00:00

 

Puesto 133

de 180 países, en la CLASIFICACIÓN MUNDIAL 2015 de la Libertad de Prensa

 

 

Superficie: 475.440 km2

Población: 22.770.000 habitantes

Jefe del Estado: Paul Biya

Presidente del Gobierno: Philemon Yang

 

 

 

 

BARÓMETRO 2015

  • 0 Periodistas asesinados
  • 0 Internautas y periodistas ciudadanos asesinados
  • 0 Colaboradores asesinados
  • 0 Periodistas encarcelados
  • 0 Internautas y periodistas ciudadanos encarcelados
  • 0 Colaboradores encarcelados

 

 

 

Son frecuentes las detenciones e interrogatorios a periodistas en Camerún cada vez que publican artículos o cubren acontecimientos de los que pudiera desprenderse alguna crítica al Gobierno. Los informadores sufren amenazas e intimidaciones, y muchos de ellos pasan meses detenidos sin acusación o acaban enfrentándose a abusivos procesos judiciales.
 
El corresponsal de Radio France Internationale, Ahmed Abba, fue detenido, en julio, mientras trabajaba en Moroua. La policía lo retuvo durante quince días y posteriormente estuvo incomunicado varias semanas en Yaundé sin que se presentaran cargos ni acusaciones, ni fuera presentado ante un juez. También en julio, fue detenido y sometido a un largo interrogatorio el director del diario Mutations, Xavier Messe, por un artículo publicado en el que se relataban los enfrentamientos políticos entre miembros del partido del presidente, Paul Biya, que no admite ninguna crítica.
 
En septiembre, la policía detuvo y encarceló durante varios días al periodista freelance, Simon Ateba, al que acusó de espionaje en el campo de refugiados nigerianos de Minawao, donde elaboraba un reportaje. Y el mismo mes fue detenido el reportero de Génération Libre, François Fogno Fotso, por tomar fotos de los enfrentamientos con la policía durante un evento organizado por una ONG que el Gobierno considera ilegal. Un tribunal de Yaundé ha acusado al reportero de rebelión y desobediencia a la policía.
 
Y se arrastran casos pendientes del año anterior como los de Félix Cyriaque Ebole Bola, del periódico Mutations y Rodrigue Tongue, de Le Messager. Ambos siguen a la espera de juicio ante un tribunal militar por supuesta negligencia en informar a la policía de asuntos que afectan a la seguridad. La acusación contra ellos fue ratificada en diciembre. Por su parte Zacharie Ndiomo, editor de Le Zénith, sufrirá un segundo juicio por la denuncia por calumnias que presentó en su contra un miembro del Gobierno.