Bolivia

31.12.2015 00:00

 

Puesto 94

de 180 países, en la CLASIFICACIÓN MUNDIAL 2015 de la Libertad de Prensa

 

 

Superficie: 1.098 580 km2

Población: 10.670.000 habitantes

Jefe del Estado y de Gobierno: Juan Evo Morales Ayma

 

 

 

 

 

BARÓMETRO 2015

  • 0 Periodistas asesinados
  • 0 Internautas y periodistas ciudadanos asesinados
  • 0 Colaboradores asesinados
  • 0 Periodistas encarcelados
  • 0 Internautas y periodistas ciudadanos encarcelados
  • 0 Colaboradores encarcelados

 

 

 

Las amenazas a periodistas, detenciones y presiones por parte del Gobierno, en ocasiones  después de denunciar corrupciones policiales o realizar investigaciones críticas con el Ejecutivo, así como los despidos y procesos judiciales a informadores, tuvieron un protagonismo destacado en 2015. En sólo unos días del mes de abril, dos periodistas del canal ATB fueron víctimas de diversas amenazas. Reporteros Sin Fronteras expresó su preocupación por el poco avance de las investigaciones y por la impunidad, favorecida por la lentitud de la justicia boliviana.
 
Escarley Pacheco Pardo del canal regional ATB Cochabamba recibió, en abril, en su casa una carta manchada de sangre en la que la amenazaban de muerte y una bala con el mensaje: "tiene el presio (sic) de tu cabeza". Una semana antes su colega José Miguel Manzaneda había recibido en su domicilio un mensaje ensangrentado, enigmático y a la vez explícito: “Cuídate J.M.”.
 
ATB-Cochabamba realiza investigaciones sobre la corrupción de la policía y ha revelado varios casos de presuntas irregularidades y agresiones cometidas por policías en ejercicio de sus funciones. Entre éstas se encuentra la violación a una mujer por siete policías, así como la presencia de agentes en prostíbulos en sus horas de trabajo. 
 
Aunque el presidente de Bolivia, Evo Morales, de inmediato pidió que se abriera una investigación y el ministro de Gobierno, Hugo Moldiz, dijo a ATB que ofrecía “todas las garantías a los periodistas para que realicen su trabajo”, la investigación judicial no ha avanzado. 
 
En marzo, Carlos Quisberth, del periódico El Diario, fue detenido cuando investigaba el caso de la muerte de un bebé en un hogar estatal de protección a menores de La Paz. Estuvo detenido cuatro días por "obstrucción de la justicia".
 
El 29 de julio, después de siete días de encarcelamiento, Juan Carlos Paco Veramendi fue puesto en libertad. El periodista había sido detenido tras haber cubierto una manifestación regional, en La Paz. Profesional de Radio Líder, fue delegado por la Federación de Trabajadores de la Prensa de Potosí para realizar la cobertura periodística de esta movilización.  
 
Una serie de renuncias de periodistas habían alertado ya a la opinión pública sobre la posible existencia de presiones gubernamentales entre bastidores, en distintos medios. El 31 de julio, el canal Cadena A finiquitó el contrato del presentador del programa "A todo pulmón", John Arandia, negando la existencia de presiones gubernamentales. El periodista había mantenido una posición muy crítica con el Gobierno durante el conflicto social en la región de Potosí. El mismo día, Amalia Pando anunció su renuncia voluntaria de Radio Erbol, emisora en la que dirigía el popular programa matinal “En directo”. El 22 de mayo, Enrique Salazar se enteró de la cancelación de su programa diario en Red Uno, dos días después de una dura entrevista con la ministra de Comunicación, Marianela Paco. Según el periodista, la decisión venía directamente de la dirección de la televisión y no del Gobierno.
 
El Gobierno anunció, el 10 de agosto, que los medios de comunicación que llevaran a cabo una labor "política" (sic) se verían privados de recursos financieros ligados a la publicidad gubernamental. El Ejecutivo esgrimió el Decreto 181, en vigor desde 2009, que permite a las autoridades distribuir publicidad oficial a la prensa.